Las claves del éxito en la implantación de un proyecto Industria 4.0 – El I4.0 Maturity Index

Industria 4.0 en la “nueva normalidad”

Hemos vivido una situación sin precedentes en muchos años y estamos en medio de un periodo de transición hacia lo que se ha dado en llamar “la nueva normalidad “. ¿Cómo está afectando todo esto a los despliegues de proyectos de industria 4.0? ¿Cómo podemos evitar errores y fracasos aplicando el I4.0 Maturity Index?.

Antes de la pandemia, la I4.0 ya estaba transformando las fábricas, las cadenas de suministro, la relación con los clientes y empleados. Estos últimos meses, nos muestran que, la I4.0 es todavía mucho más relevante para no parar la producción en una nueva circunstancia de bajo contacto, para el acercamiento y optimización de las cadenas de suministro y para adaptarse rápido a los cambios en las nuevas necesidades de nuestros clientes, empleados y del medio ambiente.

Las empresas se encuentran en una situación, donde en el mejor de los casos, los ingresos se han visto resentidos, los cobros se han dilatado y por lo tanto sus necesidades de financiación y de crecimiento se han elevado. Todas estas circunstancias han provocado que las inversiones a largo plazo, que no se habían iniciado, se pospongan, que las que estaban en marcha, tengan toda la atención para que sean rentables y cumplan con su ROI esperado y que las nuevas inversiones, se focalicen principalmente en la salud y seguridad de los empleados, en habilitar el trabajo a distancia y en asegurar que la producción no pare en el nuevo entorno de trabajo, es decir, muy centradas en el retorno rápido.

Fracaso en los Proyectos de Industria 4.0

Sabemos que el fracaso de los proyectos grandes de I4.0 hasta ahora han estado por encima del 70% según la investigación de consultoras como McKinsey lo que representa un gran desperdicio de recursos y esto siempre es muy grave pero ahora es extremadamente vital, no nos lo podemos permitir.

A continuación, vamos a resumir las claves para que no fracase la implantación de los proyectos de I4.0 y también vamos a presentar el sistema del Industrie 4.0 Maturity Center de Aachen, el modelo alemán, como garantía para afrontar una Transformación Digital con la máxima seguridad de éxito.

¿Fuentes de fallos en la implantación de un Proyecto de Industria 4.0?

En nuestra experiencia encontramos cuatro grandes grupos de posibles fallos en el proceso de implementar un proyecto de industria 4.0: el diagnóstico y el plan, la ejecución, la estructura y por último, pero no menos importante, la cultura y el talento.

Diagnóstico y Plan de implantación – Roadmap

El primer fallo es realizar un análisis parcial o muy superficial de la situación actual de la compañía donde no se profundiza en la visión a largo plazo de la organización, ¿en que se quiere transformar?, ¿hacia dónde tiene que ir?, ¿dónde se crea valor?

Normalmente nos encontramos que se ha dedicado poco tiempo a los problemas y pérdidas de producción que se quieren resolver, que no se ha pensado en la estrategia para el escalado de los proyectos piloto y sobre todo que se han trabajado poco los retornos de los proyectos presentados, muchas veces se selecciona una tecnología muy novedosa y/o que no se ajusta adecuadamente al tipo de industria o problema que se quiere resolver.

El segundo fallo que encontramos es la no utilización de un modelo de madurez digital o la selección de un modelo que no nos va a ayudar durante el viaje de la transformación digital. Se debe dedicar tiempo en seleccionar un modelo que sea completo, que sea la misma regla de medir para conocer la situación de cada línea, fábrica, unidad de negocio y que nos marque la dirección y metas siguientes a ir logrando.

El tercer error sería un plan de implantación poco robusto. Los fallos más comunes serían la selección de un grupo de proyectos sin que todos estén alineados con la visión de la compañía, aplicar una tecnología habilitadora que no es realmente crítica, es un problema secundario.

También vemos en muchos casos que los proyectos no están priorizados y/o no están equilibrados, retorno a corto y medio plazo, en menor y mayor riesgo, etc. No considerar adecuadamente los recursos que vamos a necesitar inversión, personas, tiempo, equipos, socios, etc. Con mucha frecuencia se subestiman los recursos que requiere el proyecto.

Ejecución

Podemos haber realizado un buen diagnóstico y tener un gran plan, pero eso no nos va a asegurar totalmente una buena implantación si no tenemos en cuenta algunos aspectos adicionales como el apoyo constante del máximo ejecutivo al proyecto, normalmente sí que se produce al inicio, pero después de unos meses de delega totalmente y si acaso se acude a la reunión mensual de seguimiento.

El CEO debe poner al servicio del proyecto su fuerte liderazgo, es vital para resolver barreras, asignar recursos, velar por los intereses globales, así como por la visión de la compañía. Si el Consejo de Administración ayuda y apoya es perfecto.

También encontramos fallos en el sistema de gestión del proyecto industria 4.0 bien porque no se han identificado los indicadores finalistas, los que miden de verdad los resultados en euros o no se siguen con regularidad o falta la toma de decisiones correctiva.

El responsable del proyecto tiene que estar dedicado a él totalmente, no es para compartir con otras responsabilidades o direcciones, es la persona totalmente dedicada a imprimir agilidad, iterar cuando se requiera, ver cómo escalar los pilotos de mayor retorno, coordinar con las empresas proveedoras de soluciones y estar siempre enfocado en resultados.

Estructura

En la fase de planificación debería haberse tenido en cuenta, pero nos encontramos que al aprobarse el proyecto se empieza a pensar en quien lidera el proyecto en el terreno. ¿Contratamos un Director de Transformación o nombramos una persona adecuada de la organización, o ambas cosas?, ¿cómo hacemos que funcionen bien los de TI con los del negocio o producción y con los socios tecnológicos?, ¿cuánto tiempo se requiere de directores clave y cómo conciliamos entre ambos trabajos?

Muchas veces se han definido los proyectos, pero no están decididos totalmente los socios tecnológicos y sus equipos de personas. La selección del socio tecnológico para cada proyecto es vital, se debe dedicar tiempo para ir con el que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Vamos a pasar mucho tiempo y a emplear muchos recursos para co-crear con ellos, tenemos que estar lo más seguros posibles que hemos elegido los adecuados.

Un fallo habitual es que no exista una oficina o puesto de transformación digital con los suficientes recursos y tiempo para seguir y coordinar las diferentes actividades. Los socios externos harán muchas cosas, pero hay aspectos intransferibles sobre procesos, indicadores, cultura, sistemas estandarizados a utilizar por todos, etc. Los especialistas de la organización deben aportar y mucho. No siempre se utilizan los nuevos programas de gestión de proyecto y tareas para coordinar tipo slack, asana, trello, basecamp, etc.

Cultura y Talento

Una meta fundamental de la industria 4.0 es la disponibilidad rápida, inalterada y amplia de informaciones dondequiera sea útil. A menudo esta máxima se descuida en la comunicación del proceso de transformación y así se pierde la confianza y el apoyo de los empleados. Hay que tener en cuenta una correcta comunicación durante todo el tiempo. Normalmente se hace al principio en el lanzamiento y luego va descendiendo hasta ser poco frecuente y motivante.

La formación juega un papel relevante, no siempre se comienza desde arriba. El comité de dirección y todos los implicados en el proyecto deberán asistir a una formación sobre transformación digital y del proyecto concreto en el que está inmersa la empresa. Luego los mandos intermedios deberían conocer lo esencial y en los siguientes años todos los empleados. Muy pocas empresas tienen una estrategia talento 4.0 que vaya por delante pensando en qué perfiles no tenemos y debemos formar, contratar y retener.

En muy pocas ocasiones nos encontramos con una alineación de los incentivos y las recompensas a los nuevos objetivos, principios y valores que queremos desarrollar en la empresa como por ejemplo un nuevo enfoque a la toma de riesgos, la innovación, el trabajo flexible y a poner lo digital en el centro del negocio.

¿Cómo se previenen los fallos con el Industrie 4.0 Maturity Index?

Después de presentar posibles fuentes de fallos en proyectos de Industria 4.0, queremos introducir el “Industrie 4.0 Maturity Index” como herramienta para prevenir y anticipar muchos de ellos consiguiendo un enfoque global y coordinado hacia la Transformación Digital.

El modelo alemán, el Industrie 4.0 Maturity Index

El “acatech Industrie 4.0 Maturity Index” fue establecido en el 2017 bajo de la directiva de la academia nacional de ciencias e ingeniería de Alemania (acatech). Nació del mismo ámbito científico, donde se había establecido el término Industria 4.0 en el 2011 y representa un cuasi-estándar y un enfoque común a la Transformación Digital de las empresas Industriales y de Transformación.

El modelo se basa en seis niveles incrementales de madurez digital. Los niveles están fuertemente relacionados con la creación de valor e indican la trayectoria de desarrollo. En el primer nivel se establecen los fundamentos de la “Computarización”. El objetivo a largo plazo es llegar a una extensa “Adaptabilidad” de las diferentes partes de la empresa en el sexto nivel (Ilustración 1 – El “Industrie 4.0 Maturity Index” define 6 niveles incrementales de la Transformación Digital).

6 niveles de madurez digital en I40
Ilustración 1 – El “Industrie 4.0 Maturity Index” define 6 niveles incrementales de la Transformación Digital

En adición a los seis niveles, se definen cuatro pilares de diseño (Ilustración 2) que garantizan una visión global incluyendo todos los aspectos relevantes de la Industria 4.0. La perspectiva tecnológica se refleja en los “Recursos” y en los “Sistemas de Información”. Además, se consideran la “Estructura Organizativa” y la “Cultura” de la Empresa.

Detrás de cada pilar de diseño se encuentra un rango de capacidades que permite conocer el estado de madurez actual en una empresa y marcar el camino hacia los siguientes pasos.

Una regla de medir para el Diagnóstico

El “acatech Industrie 4.0 Maturity Index” es una herramienta que permite ubicar a la compañía en el proceso de Transformación Digital. Es como una regla de medir estandarizada que ayuda a comparar diferentes líneas de producción, departamentos, fábricas, unidades y empresas. El modelo ha sido aplicado por el “Industrie 4.0 Maturity Center” en más de 70 proyectos a escala global. Basado en un análisis profundo de las capacidades actuales permite diseñar un plan integral. Se diseña un plan, un roadmap priorizado de las actividades más importantes para la creación continua de valor durante la transformación.

Al basarse en las capacidades genéricas de madurez durante el viaje de Industria 4.0, el modelo se ha podido aplicar con éxito en diferentes industrias, incluyendo las industrias de alimentación, de procesos, química, farmacéutica, automotriz y de fabricación en general.

Las diferentes circunstancias y los desafíos específicos se determinan al principio del proyecto donde se define el alcance del proyecto. Esto incluye la selección adecuada de los departamentos y procesos a analizar, la configuración, así como las características individuales de las áreas seleccionadas. Todo ello se tendrá en cuenta durante el análisis y durante el diseño del plan de implantación personalizado para la empresa, lo que se conoce como roadmap.

Aplicación del I4.0 del Maturity Index

El modelo se aplica mediante la realización de un Cuestionario extenso. Todo se gestiona en una Plataforma online que acompaña el proceso de principio a fin. En adición a las respuestas se pueden adjuntar comentarios, dar ideas y asignar posibles soluciones seleccionadas de un conjunto de Best Practices.

La plataforma facilita la documentación y colaboración. Permite visualizar resultados en tiempo real, crear informes de forma automática y vincular las brechas identificadas con las actividades que se detallan en el roadmap. Debido al procedimiento estandarizado y al apoyo de la plataforma, el análisis de una fábrica genera resultados después de dos o tres semanas. Involucra a toda la organización en el proceso, da objetividad a la discusión e indica el camino a seguir creando un fuerte impulso a las iniciativas de Industria 4.0.

 

Ilustración 2 – El análisis se basa en un amplio rango de capacidades que están organizados en 4 pilares

Más allá de facilitar y acelerar el análisis de madurez digital de una fábrica, la plataforma está diseñada para acompañar a las empresas durante todo el proceso de su Transformación Digital. Esto es de particular relevancia en el caso de grandes grupos de empresas complejas y heterogéneas que requieren una alineación y coordinación extensa. A través de un acceso a una cuenta exclusiva, los resultados de los diferentes proyectos se pueden revisar y comparar.

También se realizan formaciones para capacitar expertos internos de la empresa cliente sobre el uso de la plataforma y de la aplicación del modelo, de manera que la plataforma forme parte de los sistemas de la empresa y sea una herramienta que acompañe durante la transformación. El proceso se puede extender a otras fábricas o unidades de negocio donde se conduce el análisis bien de forma independiente por las personas ya formadas de la empresa cliente o en equipos mixtos, consultores y equipo del cliente.

Los expertos externos ayudan en la dirección del proceso de análisis y luego también en la realización de los proyectos según las necesidades. Normalmente se participa en algún tipo de comité directivo del proyecto durante su ejecución.

Diseñar el Roadmap y entrar en acción

Mediante el Plan personalizado, Roadmap se priorizan las actividades más importantes, vinculandose y organizándose en un orden cronológico (Ilustración 3). El análisis de las capacidades actuales indica directamente los déficits donde hay que mejorar.

Es esencial mantener el foco en los conjuntos de actividades que prometen un mayor valor. Por lo tanto, se conduce un primer análisis de arriba-abajo de los potenciales que se pueden esperar. El análisis se basa en las metas estratégicas de la empresa y un benchmark amplio con los líderes de la industria, que va a permitir concretar el rango del potencial. También se van a evaluar conjuntos de actividades vinculadas entre sí permitiendo tener en cuenta interdependencias y acciones cruzadas a realizar.

 

Roadmap ejemplo
Ilustración 3 – En el Roadmap se vinculan las actividades con mayor prioridad en un orden cronológico

Para seleccionar medidas específicas se puede consultar un amplio conjunto de medidas de proyectos anteriores que se encuentran disponibles en la plataforma junto con los Best Practices de la implementación. Además, se tendrán en cuenta los comentarios e ideas que se han documentado durante el análisis.

También se evaluarán todos los proyectos, bien sean pilotos actuales o planificados, con respecto a su contribución de valor y el potencial de escalado. Finalmente, el potencial de ciertos conjuntos de medidas/proyectos puede detallarse también de abajo hacia arriba, se calcula sobre la base de datos que ya se tiene en la plataforma de lo obtenido en el análisis con la aportación de los equipos de la empresa cliente.

Los resultados del análisis y del roadmap no son un fin en sí mismo, aunque son esenciales y se deben tener lo antes posible. Muchas veces aparecen ajustes organizativos que son necesarios para facilitar el avance. Es muy importante encontrar la configuración personalizada de la empresa para gestionar la transformación de forma coordinada y transparente.

El desafío es combinar la coordinación y alineación global con un desarrollo de abajo hacia arriba de las soluciones específicas. Hay que encontrar un balance entre centralización y descentralización, así como entre agilidad y eficiencia. Más allá del apoyo intenso del máximo ejecutivo, se requiere también involucrar los responsables de diferentes unidades, departamentos, etc. Las informaciones relevantes se deben centralizar en una oficina de proyecto y ser comunicadas abiertamente en la organización.

Lecciones Aprendidas

En conclusión, un proyecto de industria 4.0, como cualquier programa de transformación, no puede tener éxito sin el apoyo de los empleados y del máximo ejecutivo, sin dedicar los recursos necesarios para un buen diagnóstico, sin elegir un modelo de madurez digital robusto y sin tener un plan de implementación priorizado además de requerir extensa comunicación, formación e incentivación.

Por tanto, aplicar el “Industrie 4.0 Maturity Index”, más allá del Diagnóstico y del Roadmap detallado, puede aportar mucho para evitar fallos y pérdida de recursos. En el desarrollo del Diagnóstico, se analizan los procesos y se realizan entrevistas entrando en conversación con todos los niveles y áreas de la empresa, incluyendo al CEO y comparando entre los diferentes departamentos lo que permite facilitar la colaboración y aflorar los potenciales. Además, todo el proceso se puede complementar con workshops de sensibilización y con un intercambio continuo con los expertos externos del ecosistema de socios al pasar la plataforma a ser un sistema interno de apoyo en el viaje de transformación digital.

En definitiva, este modelo alemán es una apuesta segura para evitar los fallos en la implantación de un proyecto de Industria 4.0.

Autores y referencias:

Ramón Freire García

Socio de Clifton Robina, Consejero y Asesor de Empresas, Miembro del Programa de Consejeros de Icade Business School, del Foro de Consejeros Independientes y del Instituto de Consejeros Administradores. Máster en Tecnologías Emergentes e Industria 4.0, MBA y Licenciado en CC.EE. y Empresariales

Marcel Hagemann

Consultor de Transformación Digital en Industrie 4.0 Maturity Center, Aachen, Alemania Máster en Ingeniería Mecánica y Administración de Empresas, RWTH Aachen

Fecha de la primera publicación del artículo

26 de octubre de 2020

Referencias y Fuentes

Industrie 4.0 Maturity Center

Clifton Robina

Estudio acatech «Industrie 4.0 Maturity Index»

Blog Ramon Freire

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Ir al contenido